Fumis

Historia de FUMIS: De una idea verde a un producto inteligente

Años atrás, buscando métodos alternativos para sistemas de calefacción para casas y apartamentos, me encontré con un combustible "gracioso", llamado "pellets de madera", el cual era usado extensamente, en ese tiempo, sobre todo en Canada y las partes frías de EEUU. Encontré que este combustible estaba hecho con simple masa de madera, la cual era secada a un nivel de humedad particular – comprimido en cilindros de 6-8 mm de diámetro. Debido a la alta presión, la madera comienza a soltar lignina, la cual une el serrín en una forma sólida.

Eslovenia estaba a unos 10 años atrás en la introducción del uso de este combustible en comparación con los países antes menciconados. Sin embargo, en años recientes surgieron unos pocos productores de pellet, con número aún menor de ellos produciendo estos dispositivos. En contraste, algunos mercados en Europa se desarrollaron mientras tanto, por ejemplo Finlandia, Suecia, Austria e, incluso, Italia. En Italia hay, al menos, 50 productores de estufas que funcionan con pellet, lo cual molesta a otros al quitarles sus partes de mercado.

Había algunas compañías clásicas de importación-exportación en Eslovenia que importaban sistemas de calefacción y los vendían en Eslovenia por 10.000 EUR o más. Así, el precio alto de las estufas se convirtió en un gran obstáculo en la introducción de esta tecnología ecológica. Afortunadamente, cerca de Kozina, una idea surgió en las cabezas de unos pocos visionarios para hacer un dispositivo que estaría basado en el conocimiento y tecnología de Eslovenia. El resultado de estas ideas y un desarrollo de varios años, fue una caldera para casas individuales, la cual fijó nuevos estándares de calidad y precio para este tipo de sistema de calefacción en el mercado de Eslovenia.

Sin embargo, igual que en la mayoría de productos nuevos, esta caldera no funcionaba sin la electrónica "todopoderosa", la cual seguía teniendo que comprarse a cierto fabricante extranjero. Ya que esta compañía tiene casi un monopolio en este mercado, su apoyo al cliente es, obviamente, bastante bajo, los periodos de espera para los softwares son muy largos y sus precios han subido hasta las nubes.

Todo esto llevó a la idea de desarrollar nuestra propia electrónica en ATech e intentar conseguir untrozo de ese eco-pastel. Teníamos todo el conocimiento necesario en fabricación de productos electrónicos, así que nos pusimos manos a la obra. Comenzando desde cero, tuvimos que desarrollar todo – desde el concepto mismo de la electrónica y el más minúsculo detalle en el software, hasta el software para el PC, los manuales y el enfoque del mercado. 

Así, comenzamos con preseries de 10 sistemas instalados en casa de clientes alrededor de Koper y Kozina, permitiéndonos monitoreo constante del rendimiento de nuestra electrónica. El siguiente lote de producto ya era usado para ventas e instalaciones regulares. Desde entonces, los controladores de combustión FUMIS han sido instalados en una gama cada vez mayor de clientes y países, desde la mayoría de los países de EU, hasta el sur y norte de América e, incluso, Japón.

Estamos demostrando a este mercado tan interesante, el cual continuará desarrollandose por sí mismo al pasar de los años, que los controladores FUMIS son los mejores productos disponibles. Entramos al mercado sin excesiva deliberación e hicimos a la competencia encarar las cualidades que le faltaban al mercado.

This website uses cookies. See details. ALLOW COOKIES